miércoles, mayo 13, 2009

Tengo miedo...

Yo no le temo a la muerte, si hoy me muero me muero feliz, porque he vivido mis años bien, no vivo pensando en las cosas que me faltan por vivir, ni en las que no viví, disfruto cada día como viene. 

Yo me imagino morirse como quedarse dormido eternamente en un sueño profundo y delicioso. 

Poco me importa lo que pasa con mi cuerpo, finalmente no es más que eso, solo un cuerpo, yo ya no estaré ahí. No quiero que me lleven flores ni que visiten una tumba, si alguien quiere tener un detalle conmigo que lo haga ahora que estoy viva y que lo voy a disfrutar.  

Pero hay algo a lo que le tengo miedo, le tengo mucho miedo a vivir mal, tengo miedo de tener un accidente y sobrevivir quedando invalida, ciega, deforme, le tengo miedo a un cáncer que me consuma internamente matándome de dolor y sufrimiento hasta mi muerte. 

Le tengo miedo a la vejez, le tengo pavor a ese proceso degenerativo, en el cual uno empieza a perder la visión, la movilidad, el habla y hasta la capacidad de controlar esfínteres. Le tengo miedo a ser vieja y no poder defenderme por mi misma, a tener que necesitar de alguien que me cambie los pañales, a que los demás hagan con uno lo que quieran, le tengo pavor a ser vieja y depender de la caridad familiar o pública. 

Le tengo miedo a la indiferencia que tiene la sociedad hacia aquellos viejos que alguna vez fueron útiles pero ahora ya no tienen valor para nadie. 

4 comentarios:

Anónimo dijo...

ORACIÓN PARA QUE REGRESE EL SER AMADO
Señor Jesucristo, Hijo de Dios, Rey de Reyes, Espejo de la Pureza, te pido con toda mi fe que influyas en los sentimientos de LIF, para que regrese a mi lado y que, aunque se encuentre muy distante, piense en mi y sienta la necesidad de venir a mí. Concédeme Señor Jesucristo, el deseo que con tanto fervor te pido y haz que regrese. Muéstrale el camino y hazle saber que nuestra felicidad depende de su presencia. Amén.
ORACIÓN MILAGROSA:
Afligida se vio la Virgen a los pies de la cruz, afligida me veo válgame madre de Dios. Confío en Dios, con todas mis fuerzas por eso te pido que ilumines mi camino concediéndome la gracia que tanto deseo la de tener como antes a LIF amándome, con sus hijos y nietos creciendo sanos formando todos una gran familia bendecida por ti, Madre Mía.
Virgen mía te ruego que te apiades de mí que tanto sufro y que me concedas que LIF en estos momentos de confusión sienta sobre todo mucho amor por mí y unos deseos incontenibles de tenerme con él como su esposa. Que centre sus pensamientos en todos los momentos que hemos vivido con felicidad, con amor, con alegría, paz y armonía y que así desee seguir conmigo hasta que la muerte nos separe cuando seamos muy viejitos. Que LIF desee que yo MMG sea su esposa para toda la vida y el mi esposo y una amiga para sus hijos Que me necesite cada día como lo más importante en su vida y que no pueda ni quiera pasar un solo día más sin tenerme junto a él y estar él junto a mí como su esposa. Que él me deje siempre saber cuáles son las cosas que no le gusten de mí, sabiendo que es mi deseo cambiar todo lo que tenga que cambiar para que el sea feliz, pero que siempre tenga en cuenta que necesito que me tenga paciencia.
Así también te suplico Virgen mía, que LIF no piense ni vea a otra mujer con amor ni deseo nunca más en su vida y mucho
menos a IN sino que solo a mi me vea de esa forma. Te suplico Virgen mía que no se desperdicie todo el amor que tengo para darle a y todo lo que deseo hacerlo inmensamente feliz. Solo pon tu mirada sobre mi Virgen bendita y di QUE ASÍ SEA y así será. Gracias Amen.
Hacerlo durante 3 días. Publicar al tercero. Veras qué ocurre el cuarto. Recuerden: siempre con fe.
ORACIÓN A SAN CIPRIANO
Por los poderes de san Cipriano y de las 3 almas que vigilan san Cipriano LIF vendrá ahora detrás de mi MMG, va a venir arrastrándose y enamorado lleno de amor, de deseo para volver y pedirme perdón por mentir y para pedirme QUE SEA SU ESPOSA lo más rápido posible.
San Cipriano tendré ese poder que él olvide y deje de una vez cualquier mujer que pueda estar en su cabeza y vuelva a asumirme y declararse para que todos vean.
San Cipriano aleje de LIF cualquier mujer, que él me busque en todo momento hoy y ahora, deseando estar a mi lado, que él tenga la certeza que soy la mujer perfecta para él, que LIF no pueda vivir sin mí y que LIF siempre tenga mi imagen en su pensamiento en todos los momentos.
Ahora donde este con quien este, el me buscara porque el pensamiento de él está en mi.
y al acostarse que sueñe conmigo y al despertar que piense en mí y me desee, al comer piense en mi, al pisar que piense en mi, en todos los momentos de su vida piense en mi.
Que quiera verme, sentir mi olor, tocarme con amor, que LIF quiera abrazarme, besarme, cuidarme, protegerme, amarme las 24 horas de todos sus días haciendo así, que él me ame más y que sienta placer solo por oír mi voz.
San Cipriano haga a LIF sentir por mí un deseo fuera del normal, como nunca sintió por otra persona y nunca sentirá. Que haya placer solo conmigo, que haya deseo solamente por mi y que su cuerpo solo a mi pertenezca, que solo tenga paz si está bien conmigo.
Te agradezco a ti san Cipriano por estar trabajando a mi favor y voy a divulgar tu nombre en pago de amansar a LIF y traerlo enamorado, cariñoso, devotado, dedicado, fiel y lleno de deseo a mis brazos.

coco dijo...

Sra.: Ud. ha plasmado con sus palabras mi pensamiento. Yo tengo miedo a todo eso. Desde joven he deseado partir de éste mundo infernal.
Yo he vivido muy pobre, luego con el esfuerzo del trabajo bastante bien, ahora en la mayor madurez vivo regular, no muy bien, no muy mal. Disfruto de muy buena salud a mis 67 años. He terminado una carrera Universitaria con 65. Sigo indagando en la Historia, una de mis pasiones. Le tengo miedo a los vivos incluso los de la familia.
Creo que la genetica impone la familia y los amigos los busco yo.
Tengo miedo, como ud. dice, a enfermar, a ser inutil, a no poderme lavar la cara por mi mismo.
Prefiero partir de este mundo sin traumas. No deseo reencarnaciones, deseo simplemente desaparecer, ser icinerado y esparcir las cenizas en el sumidero. No quiero tumbas bonitas ni flores ni visitas familiares al panteon. Si alguien me recuerda que sea un recuerdo agradable. Nadie me va a llorar. Mis hijos me recordaran como el padre que los quiso mucho, mis nietos tambien me quieren, eso parece.
No quiero honores ni laureles.
No tengo miedo de envejecer, tengo miedo a una muerte traumatica, nada mas.
No sé que será de mi energia cuando muera, seguirá estando ahí pero la masa corporal desaparecerá.
No tengo deseos ni ilusiones y sin eso la vida no vale nada.
Le deseo suerte en su viaje.

Aiketa dijo...

Tienes toda la razón... envejecer da miedo.
Pero miedo a llegar a situaciones en que uno no puede valerse por si mismo.
Nunca sabremos que nos espera a nosotros, asi que vale más disfrutar del momento y vivir nuestra vida al maximo.

Saludos des de Barcelona.

Carlos A. Páez dijo...

Y yo teniendo miedo a vivir!