domingo, noviembre 13, 2005

La historia de...

Era enero de 2004, mi única prioridad era mi trabajo, estaba pasando por un momento en el cual quería un cambio en mi vida, y ese cambio se dio, pase a coordinar el tema de calidad, con funciones, responsabilidades y retos nuevos.


En ese momento de mi vida apareció un hombre encantador, con quien empecé a salir porque desde que lo conocí me cautivo, a su lado me sentí diferente, era un sentimiento nuevo que no había experimentado antes, y que a su vez, el estar a su lado me llenaba de fuerza y de seguridad, así que sin importar las condiciones empecé una experiencia maravillosa con el que para mi es el mejor hombre del mundo. Fue transcurriendo el tiempo y él y yo nos empezamos a involucrar, y empezamos a vivir una relación súper, la cual me hizo muy feliz y me ayudo a ser una mejor persona.


A su lado descubrí que existen hombres diferentes, que todavía quedan en el mundo hombres que miran más allá del físico de las mujeres, y que quieren descubrir que piensan, que sienten y que quieren. Fui la mujer más feliz del mundo a su lado, estar con él me motiva ha ser mejor persona, mejor mujer y mejor profesional, a su lado todo parecía posible, mientras que estuviéramos juntos todas las cosas por más difíciles que fueran eran más fáciles, porque él estaba a mi lado apoyándome.


Todavía recuerdo como si fuera ayer aquella noche de domingo en julio 2004 cuando me dijo que de pronto lo trasladaban fuera del país… inmediatamente empecé a llorar… me parecía tan increíble que justo cuando la vida me había dado a la persona más maravillosa, me la quisiera quitar… en ese momento él y yo nos acabábamos de reconciliar, y él acababa de llegar de una reunión en Londres y llevábamos como semana y media sin vernos… desde ese día hasta el 27 de octubre de 2004, día en el que él se fue para México, me dedique a disfrutarlo al 1000%... cada día segundo a su lado se volvió el doble de valioso…


Durante este tiempo separados han pasado muchas cosas… muchas lágrimas derramadas… en los dos primeros meses me puse súper flaca… estuve muy pero muy mal… planeamos que yo viajara a verlo a México y no pudimos… lo cual fue un golpe duro para los dos… él vino en diciembre de 2004, estuvimos juntos en su casa, lo cual fue para una experiencia súper… para mi significo mucho que él me compartiera esa parte de su vida… para mi fue lo máximo… me encanto su familia, su casa, su finca, todo… antes de que él se fuera para México de nuevo acordamos que seguiríamos con los planes para que yo me fuera con él… hablamos hasta de tener un bebe y todo…


Llego semana santa y él vino a Colombia… estuvimos juntos aquí en Bogotá… debo decir que esos días fueron difíciles… yo no quería que se fuera de nuevo… ya habíamos vivido dos veces la separación y yo no sabia si iba a poder soportarlo de nuevo…


Él se fue para México y el contrato se acabo… y él acepto una oferta en Angola… yo esperaba que lo trasladaran para Latinoamérica… pero lo trasladaron a África… en julio de 2005 vino y nos fuimos juntos para San Andrés… en ese momento era la última vez que íbamos a estar juntos antes de su viaje a África y no sabíamos cuando iba a regresar a Colombia…


Viajo a África… y el mes siguiente fue horrible… peleamos muchísimo… hasta que un día el dijo que lo mejor era que cortáramos por lo sano… que por favor nos alejáramos… que debíamos dejar de hablar y perder cualquier contacto entre los dos… eso para mi fue durísimo… me sentía morir… así pasaron los días… yo me estaba muriendo por dentro y me enloquecía por no saber nada de él… muchas veces pensé en escribirle… pero me daba mucho miedo que él jamás me contestara mis correos… hasta que un día no me aguante y le escribí… él me contesto, lo cual fue bueno… pero igual en ese momento él y yo no estábamos juntos… yo decidí estar sola… dedicarme a “morirme de amor”… dedicarme a llorarlo y vivir su ausencia… viaje a Cartagena por trabajo… una mañana como a las 8am, yo estaba caminando por la playa cuando me sonó el celular… casi me muero cuando vi que era él… hablamos largo y tendido… y fue como si no hubiera pasado entre nosotros y seguíamos juntos… fue impresionante… cuando colgué llore y llore mucho… pero esa llamada fue el inicio de la reconciliación… él viene ahora en diciembre… han pasado ya casi 5 meses desde que se fue para África y yo necesito verlo… necesito renovar mi fe…


Ya llevamos casi dos años juntos… y en todo este tiempo yo jamás he dudado de nosotros… yo se que nosotros tenemos un gran futuro juntos… y creo que hemos demostrado nuestra fortaleza como pareja sobrellevando las difíciles circunstancias que hemos vivido…

4 comentarios:

mariopi dijo...

Llevaba meses sin leer tu blog (en ocasiones el trabajo te absorve de una manera tan extraña ... dejas de hacer cosas que realmente te gustan...como leer blogs...en fin, no se) y estaba medio perdido. Me alegra que te llamara G ... y que le contestaras ... bye

mauricio avila dijo...

Hola guapa, que bueno que estas desahogando de nuevo tus afanes, al menos por aca y no de "otras formas", un abrazo

Borja dijo...

Muy bonita historia, como dice la cancion "el amor es mas fuerte"

Muzzzo dijo...

En el fondo siento que que todo les va a salir bien. Yo tuve una historia parecida, bueno no con sitios tan lejanos (es que Africa, es Africa!), pero si marcada por las distancias, y pues ahora llevamos tres años casados y esperamos nuestro primer hijo(a)...

Fuerza, no decaigan...